Hasta quince medios de comunicación de todo el mundo han sido espiados por los servicios de inteligencia colombianos, según asegura la cadena de televisión de EEUU, Univisión. Grupos de hackers militares colombianos habrían interceptado miles de correos electrónicos entre portavoces de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana y decenas de periodistas internacionales, entre ellos la corresponsal de TVE Sagrario García Mascaraque, que cubrían las negociaciones de paz entre el grupo guerrillero y el gobierno de Juan Manuel Santos.

Han tenido acceso a más de 2.600 correos electrónicos interceptados por la inteligencia militar colombiana y en la lista de espiados figuran Televisión Española, la agencia Efe y el diario Gara, asi como la agencia estadounidense AP, la británica Reuters, la francesa AFP, la mexicana Notimex, la alemana DPA y la continental Prensa Latina, el canal RTL (Holanda), Radio Caracol de Colombia y diarios de información general como el colombiano El Tiempo, el holandés De Telegraaf y los alemanes Junge Welt y Suddeustche Zeitung.

Se trata de comunicaciones de los periodistas internacionales con Hermes Aguilar y Bernardo Salcedo, portavoces de las FARC en Cuba. El objetivo de estos mensajes era recabar información directa de las partes que dialogan en La Habana. En los correos se incluyen solicitudes de entrevistas e información en general sobre la delegación de las conversaciones de paz en Cuba.

En concreto, uno de los emails interceptados a Bernardo Salcedo con  fecha de noviembre pasado es de la corresponsal de Televisión Española en La Habana, Sagrario García-Mascaraque solicitando una entrevista con los guerrilleros. `Les escribo para que comprueben por favor que estoy incluida en su listado de direcciones. Les reitero también mi interés en realizar una entrevista con el “Sargento Pascuas”, uno de los guerrilleros más veteranos de las FARC ó con alguno de los guerrilleros que se sientan en la mesa de diálogo´, escribió la periodista en el mal.

La corresponsal española confirmó a Univision el contenido de las comunicaciones y reaccionó indignada: `No me debería sorprender porque ahora todos lo hacen, Estados Unidos con jefes de estado, pero me molesta y me enfada que violen así la privacidad´, dijo.

Print Friendly, PDF & Email