La corresponsal de La Croix y la RTS asegura en radiocable.com que “entiende y no entiende” la polémica por el 20 aniversario de la muerte de Miguel Ángel Blanco en Madrid y cree que es “triste” que los partidos políticos no sean capaces de poner ciertos temas por encima de la agenda o los intereses puntuales. Valerie Demon, que ya vivía en España en 1997, sostiene que Miguel Ángel Blanco es sobre todo un símbolo por lo que supuso de cara a la reacción de la sociedad civil y porque hubo “un antes y un después” en el apoyo a ETA. Por eso afirma que le cuesta entender los recelos de algunos partidos por recordar ese momento, aunque apunta que tampoco le sorprende porque en España casi todo, sea el tema que sea, deriva en polémica “es casi el deporte nacional”.

Valerie Demon asegura, sobre las polémicas en torno a Miguel Ángel Blanco: “Las entiendo y no las entiendo. No entiendo los recelos de algunos ayuntamientos o partidos con el aniversario de la muerte de Miguel Ángel Blanco. Puedo entender que digan `ninguna víctima está por encima de otra víctima´, pero en eso todo el mundo está de acuerdo. No por acordarte de Migue Ángel Blanco, la gente se va a olvidad de Ernest Lluch o de otras víctimas políticas, de la Ertzainza o la Guardia Civil. Pero Miguel Ángel Blanco es sobre todo conocido por el símbolo, por el `Espíritu de Ermua” y por lo que representó de cara a la reacción de la sociedad civil. Porque hubo un antes y un después.”

La corresponsal explica que ella vivió el momento porque había llegado a España en el 96 y recuerda que “entonces en la calle había una cantidad de gente como pocas veces se ha visto”. Y añade: “En este sentido no entiendo la polémica. Porque se trataba de recordar ese momento que fue muy peculiar, que duró muchos días, que tuvo sus consecuencias y que mostró como ETA empezaba a perder apoyo, aunque luego el proceso de su fin aún fue largo. Pero aunque me cuesta entenderlo, por otro lado no me extraña. Porque en España muchas cosas dan lugar a polémica. Yo diría, poniendolo bien entre comillas, que es el deporte nacional.”

Valerie Demon señala: “Hay muchos temas sean los que sean, obviamente los políticos más, que dan lugar a polémicas. Yo por ejemplo ni entiendo la que se ha montado ahora, ni he entendido nunca la que hubo después del 11M. Ese supuesto complot y esas dudas que duraron muchos años en algunos periódicos siempre me han parecido abyecto. Pero en España, lo promueva quien lo promueva, parece que todo da lugar a polémica. Después del final de ETA y de los 40 años de terrorismo, que esta semana estemos hablando más de la polémica que de lo que fue Miguel Ángel Blanco y lo que ocurrió en estos días me parece triste.”

Sobre si los recelos de Carmena y Podemos se debían a un intento de que no les marcarán la agenda política y qué deben hacer los partidos, Valerie Demon apunta: “Yo no estoy en los entresijos o en el doble pensamiento de los partidos. Puede que el PP intentará marcar la agenda, porque es obvio que lo de Miguel Ángel Blanco les atañe más a ellos. Pero considero que este tema debería estar por encima de eso. Puede que Carmena, u otras personas en el Ayuntamiento lo hayan pensado, pero cuesta entender que no puedan poner algunas cosas por encima de estos pensamientos. Porque además luego cambiaron de opinión. Me parece triste.”

La periodista francesa asegura asimismo: “Creo que la mayoría de la gente que no está tan metida en la política, se acuerda de Migue Ángel Blanco y de lo que se hizo en la calle y cómo se demostró la rabia que había. No creo que les importe quien lo promueva, pero al final es una pena. Porque se va a hablar más de la polémica que del momento concreto. Yo por ejemplo en mi crónica de esta semana voy a hablar de Miguel Ángel Blanco, de lo que ha sido, de cómo España se levantó pacíficamente… pero también de la polémica. No sé si es acertado o no pensar en que es la agenda del otro, que me marca la mía… sobre todo cuando al final se echa para atrás. Pero da un punto de tristeza ver qué aqui todo deriva en polémica al final.”

Valerie Demon es corresponsal en España del diario franceés La Croix desde el año 2000 y de la Radiotelevisión suiza, RTS, desde 1998, además de colaborar con otros medios especializados. Fue presidenta del Círculo de Corresponsales Extranjeros en España desde 2008 hasta 2012. En sus crónicas ha abordado asuntos políticos como la “excepción europea” que supone España en cuanto a la extrema derecha, el hecho de que los ayuntamientos son quienes tienen las finanzas más saneadas o la “tormenta perfecta” sobre el juez Garzón, junto con temas sociales como los resultados en la lucha contra la violencia de género, el auge de los emprendedores o la fuga de cerebros en ciencia.