Por tercera vez en poco más de un mes, un diario estadounidense analiza la dificil situación del mundo de los toros en España. Ahora es el Washington Post quien detalla la lucha de la industria taurina en medio de la crisis financiera. Explican que los toros ya estaban afectados por la creciente oposición de los defensores de los animales y por la prohibición en Cataluña, pero la presión de la crisis está siendo más “letal”.

Antes el Wall Street Journal habló de una tormenta perfecta contra los toros en referencia al pinchazo de la burbuja inmobiliaria, las prohibiciones nacionalistas y las reclamaciones en favor de los derechos de los animales. Por su parte el Boston Globe fue el más crítico en su analisis asegurando al asegurar que es un espectáculo que en esesencia es una “interminable tortura y masacre de un animal para el disfrute de una multitud? y considera que España debería dejarlos desaparecer.

El artículo del Washington Post

El Washington Post asegura: “Bajo el sol feroz de Andalucía, en una clase de novilleros, durante los descansos, los jóvenes hablan de un adversario en su camino a la gloria aún mayor que un toro furioso: la crisis económica europea. En España, el arte del hombre contra la bestia capturado por Ernest Hemingway es ahore un deporte que lucha contra las adversidades financieras.”

Añaden: “En una época de severa austeridad gubernamental, los endeudados municipios de toda España están abandonando el apoyo financiero a los festivales que conllevan  corridas de toros o encierros, alterando una cadena de actividad económica que va desde ganaderos y transportistas a los encargados de vestuario y los toreros.  En medio de la caída de la demanda, cada vez más criadores de toros bravos están despachando sus existencias más para las carnicerías que para el espectáculo de la plaza.”

El texto apunta: “Los toros ya estaban tocados por una creciente oposición de los defendores de los derechos de los animales, así como la prohibición de este deporte en Cataluña, donde los sentimientos antitaurinos son más profundas que en cualquier otra parte de España. Pero la presión de la crisis económica sobre la industria, dicen los taurinos, ha sido mucho más lettal. Carlos Núñez, jefe de la Asociación de Ganaderos de España dice: `Cuando vendemos un toro a la carnicería, recibimos 750 dólares por cabeza. Eso se compara, con los 1.350 a 20.000 dólares por cada toro vendido para una lidia´.”

[Leer el artículo completo en The Washington Post]

The Washington Post, fundado en 1877, es uno de los más prestigiosos e importantes diarios del planeta. Pasará a la historia por destapar el caso más famoso del periodismo de investigación, el Watergate que provocó la dimisión de Nixon. Es propiedad de The Washington Post Company controlada por la familia Graham-Meyer, descendientes del fundador Eugene Meyer. También es un importante accionista el holding empresarial Berkshire Hathaway que controla Warren Buffet. Su tirada es de 474.767 ejemplares diarios llegando a los 838.000 los domingos. Tradicionalmente su línea editorial ha estado considerada como de izquierdas, pero recientemente ha adoptado un enfoque más conservador.