La catalana Figueras International Seating se ha adjudicado el contrato para equipar la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York, que está en pleno proceso de reforma. El proyecto conseguido en un concurso público a través de su filial en EEUU, incluirá la instalación de más de 1.000 butacas en la sede de la ONU y está valorado en un millón de euros. La compañía equipará también diversos recintos en Vietnam, Nigeria y Brasil. (Foto: Flickr/Minexguatemala)

En concreto la empresa española se encargará de amueblar los anfiteatros de la sala de la Asamblea General, así como cuatro salas de conferencias adyacentes. Los asientos que se instalarán son plegables y de reducidas dimensiones para cumplir con la normativa de la ONU. “La tapicería tiene que respetar los colores del proyecto original de los años cincuenta, en verde y azul”, explicaron a La Vanguardia fuentes de la empresa.

Figueras fue también el proveedor de butacas para la Sala XX de la ONU en Ginebra, así como de las butacas de la sala de prensa de la Casa Blanca. Y este año su presencia internacional se verá reforzada con varios proyectos de prestigio: equipará el nuevo Parlamento de Hanoi (Vietnam), con 1.000 butacas de altas prestaciones tecnológicas; el Estadio Nacional de Nigeria, con capacidad para 40.000 personas, y el Templo de Salomón en Sao Paulo, con una platea de 10.000 butacas. Además ha firmado un contrato con la cadena de salas de cine británica Odeon para equipar sus salas con hasta 35.000 butacas.”