El diario chino publica un editorial  calificando de “ridícula” la orden de arresto dictada por el Juez Moreno contra el ex presidente chino y preguntándose “¿Quién se ha creído que es ese juez español generador de polémicas?”. Sostiene que la decisión ha sido motivada por “ignorancia” y considera que nunca hubiera sucedido con un juez de EEUU, pero España “es un miembro pequeño y poco serio del conjunto de países occidentales. No necesita asumir las principales responsabilidades políticas en Occidente.”

Global Times asegura: “Esta decisión judicial ha provocado la risa entre muchos chinos. ¿Quién se ha creído que es este juez? Es más, ¿qué se ha creído que es España? El hecho de que haya llegado hasta tan lejos él solo con semejante arrogancia recuerda a Don Quijote por su tenaz estupidez, aunque no por su inocencia, y se diría que está jugando a hacerse el tonto para arremeter contra China. En EE.UU. no hay jueces dispuestos a hacer algo así, porque China contestaría con firmeza. Sin embargo estos inusuales incidentes pueden sucedar en España, un miembro pequeño y poco serio de Occidentes. No necesita asumir responsabilidades políticas en Occidente, y puede situarse en un terreno de superioridad moral permitiendo rarezas para poner de relieve su propia existencia.”

Y añade: “Lo cierto es que España tiene muchos trapos sucios. No abandonó el fascismo hasta 1975, y tiene una historia de colonialismo, racismo y persecución de la izquierda. Que un país como éste vaya dando lecciones por todo el mundo amparándose en el más radical de los juicios internacionales es algo que incluso muchos españoles consideran poco oportuno. El gobernante Partido Popular está intentando modificar la hipócrita tradición del principio de justicia universal‖, lo que demuestra que ese país todavía tiene una brizna de conocimiento de sí mismo.”

[Leer el artículo completo en Global Times]

Global Times es un tabloide chino ligado al Diario del Pueblo (Renmin Ribao) y controlado por el Partido Comunista de China.  Se creó en 1993 y desde 2009 tiene también versión en inglés. Su línea editorial es progubernamental, nacionalista y populista.