Una plataforma llamada Pheme puede ser una de las herramientas más útiles para los periodistas del siglo XXI que tienen que lidiar con el torrente de información de las redes sociales. La está desarrollando un grupo de investigadores de la Universidad de Sheffield y pretende servir de detector de mentiras para rumores o informaciones que se lanzan en la red.

(Foto: Flickr/Icazego)

La idea original para del proyecto, que cuenta con financiación de la Unión Europea, vino con los motines callejeros de Londres en 2011. Entonces surgieron miles de rumores y falsas noticias, especialmente via twitter, como que los animales del Zoo de la capital británica habian sido liberados. Según ha explicado a Journalism.co.uk la investigadora jefe de Pheme, Kalina Bontcheva: “El problema es que la verificación puede llevar un montón de tiempo y esfuerzo a la gente, algo que no siempre es sostenible en una sala de redacción cubriendo acontecimientos que se desarrollan en tiempo real”.

Por ello Pheme pretende automatizar ciertos procesos de verificación para que sea más fácil y rápido para los periodistas usar la información que inunda las redes sociales en noticias de última hora. Se clasificarán los rumores on line en cuatro categorías: especulaciones, la controversia, malainformación (cuando circulan datos falsos sin intención) y desinformación (cuando algo se propaga de forma maliciosa).

Para ello, valorará de forma automática las fuentes segun su autoridad: medios de comunicación, reporteros individuales, posibles testigos oculares o bots automatizados. El canal suizo, Swissinfo, será el primero en poder probar la plataforma cuando esté terminada, dentro de año y medio.