La crisis de muchas grandes empresas ha hecho que sus directivos y altos ejecutivos tomaran la decisión de recortar sus sueldos. En algunos casos hasta dejarlos en la simbólica cifra de 1 dólar anual. Es lo que han anunciado por ejemplo, los tres máximos responsables de General Motors, Ford y Chrysler, las compañías automovilísticas que aspiran a un rescate público multimillonario en EEUU. Pero no son los únicos. Hay otros presidentes y directivos que cobran esa cantidad… al menos de cara a la galería. Un artículo de Inside CRM repasa quienes son y calcula lo que en realidad pueden percibir estos ejecutivos.

 

Un billete de un dolar
(Foto: Flickr/PaperBouquet)

Según datos de la consultora Equilar [PDF], en 2008 los máximos responsables de 32 compañías dejaron sus salarios en 1$. Se suele interpretar estas decisiones como un gesto hacia los accionistas y la sociedad en el sentido de que están dispuestos a hacer cualquier sacrificio para sacar adelante su empresa. Sin embargo los ejecutivos no suelen renunciar a sus stock options, pluses y complementos accionariales que siguen engrosando sus cuentas. Y en algunos casos, estos directivos también recibirán una cuantiosa cantidad tras su declaración de la renta, en concepto de reembolso.

La iniciativa de reducir el sueldo a un dolar anual se hizo popular durante la Segunda Guerra Mundial. Entonces varios empresarios optaron por esta medida como un gesto patriótico y para ayudar al Gobierno. Claro que como recuerda Karim Bardeesy en Slate, después estos ejecutivos se vieron beneficiados por grandes contratos públicos en la postguerra y muchos se hicieron aún más ricos.

La efectividad -más allá del impacto mediático- de esta medidas en las finanzas de una empresa en problemas es dudosa. Y en cualquier caso, los ingresos de los altos cargos suelen estar diversificados. Según Tim Bartl del Center for Executive Compensation, en general los presidentes y CEO de las grandes corporaciones reciben entre un 15 y un 20% de sus compensaciones con el sueldo, entre un 20% y un 30% les llega de incentivos anuales y un 50 o 60% de incentivos a largo plazo.

También hay casos de personalidades que optan por un salario simbólico aún en épocas de vacas gordas. Steve Jobs, Jerry Yang, Jeff Katzenberg o los tres máximos responsables de Google -Larry Page, Sergey Brin y Eric Schmidt- son algunos de los altos ejecutivos que llevan años trabajando sin sueldo. Claro que todos ellos han recibido compensaciones multimillonarias por otras vías, generalmente la cartera de acciones de sus empresas.

Al presidente de Apple, la empresa le regaló un Jet valorado en 90 millones de dólares y le paga por utilizarlo. Jobs ganó además, solo en 2007 por stock options a punto de expirar más de 14 millones. La acciones de Yang en Yahoo están valorada en 1.400 millones de dólares, mientras que las de Page y Brin en Google también les reportan cantidades por encima de los 1.000 millones.