El San José Mercury publica un artículo en el que refleja el “cambio de roles históricos” que se está produciendo en España y Portugal: tras décadas de haber atraído a los inmigrantes pobres de sus ex colonias, ahora hay “legiones de jóvenes frustrados que se van a los antiguos dominios en busca de una vida mejor”.

Maleta
(Foto: Flickr/Martius)

El texto recoge como “la ruinosa crisis de la deuda en Europa y las miserias de una economía que está minando el empleo están cambiando las tendencias de la emigración, con una generación local de talento que busca atrapar la oportunidad de recompensa económica en los continentes que una vez fueron tratados con desdén. Los portugeses están haciendo las maletas hacia las emergentes Angola y Mozambique en África, y Brasil, donde hay una escasez de ingenieros para preparar al país para la Copa del Mundo de 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016. Los españoles se inclinan por sus antiguas colonias en América Latina”.

Los registros españoles muestran que 30.000 españoles se trasladarn a Argentina entre junio de 2009 y noviembre de 2010, un 11% más. Unos 6.400 fueron a Chile -lo que supone un salto de 24% en el mismo período de tiempo- y 6.800 se dirigió a Uruguay, incrementandose en un 16%. En España, donde el paro afecta a uno de cada cinco trabajadores, las oportunidades en América Latina se han convertido en un imán para aquellos cuyas carreras se están viendo frustradas por la recesión”, recoge el San José Mercury.

El diario también incluye las advertencias de Demetrios Papademetriou, un experto en inmigración que “ha advertido a los líderes políticos de Europa que la fuga de cerebros exige tanta atención como las medidas fiscales dirigidas a reducir la aplastante deuda nacional:. `Están perdiendo a la gente que los puede sacar de la crisis a largo plazo o que serán necesarios para iniciar y alimentar la recuperación´”.

Y se menciona la opinión de Marta Lopez-Tappero, experte en inmigración dela agencia de contratación Adecco en Madrid, para quien “América Latina se ha convertido en un moderno El Dorado para los españoles”.