Santiago Abascal y Vox no sólo no han salido dañados del debate electoral televisado, sino que se ven reforzados por la “normalidad” con la que pudo difundir su discurso y varias mentiras y la falta de voces que lo rebatieran y le hicieran frente, especialmente desde la derecha moderada. Es el análisis que hacen de forma generalizada periodistas, politólogos y corresponsales extranjeros de todo el espectro ideológico tras la celebración del debate del 10N. Muchos incluso señalan que la sensación es que Abascal fue el ganador. Se alerta además de que su discurso ha pasado de ser el típico de la extrema derecha española a tener tinte populistas, eurófobos, iliberales y xenófobos que le acerca a la extrema derecha europea.

 

 

Raphael Minder, del New York Times: “Los líderes políticos españoles convirtieron el debate electoral en un complicado viaje por la historia del siglo XX. No solo hablaron de la guerra civil y Franco, pero también de Cataluña desde 1934 a Tarradellas, del comunismo totalitario e incluso de las SS nazis y el Holcuasto”.  

Josef Manola, de OER: “Independientemente del periódico que se maneje, el ganador en el `combate de elefantes´entre los cinco candidatos a las elecciones en España, el líder de Vox, Abascal, es el ganador. El 35% en El País y el 52% en El Mundo ven a los populistas de derechas como vencedores. Y esa es la verdadera sensación”.

Print Friendly, PDF & Email