Tres estudiantes uruguayos han creado un guante que convierte el lenguaje de signos de los sordos en palabras.  Se trata de un guante electrónico e inalámbrico que capta los movimientos que realizan las manos al usar el lenguaje de signos. Los gestos son transmidos a la consola a la que está conectado el guante y ésta lo reconoce y lo traduce a una palabra o frase.

El dispositivo también funciona a la inversa es decir que puede convertir las palabra pronunciadas en la imagen de la seña correspondiente. Luciano Thorma de 18 años, Francisco Lanterna de 19 años y Facundo Genoud de 18 años son los jóvenes que lo han desarrollado. Estos movimientos son registrados en la consola que es la que hace posible que los usuarios puedan entenderse entre ellos.

“Creamos un guante electrónico que capta la lengua de signos y reproduce un texto, que se escucha como audio para la persona oyente. También funciona a la inversa: quien sí puede oír habla a través de un micrófono y se reproducen vídeos pregrabados o imágenes de acuerdo a las señas correspondientes a través de un ordenador”, explica Thorma.

El guante es recargable y su batería tiene una duración de 8 horas. Ahora, los jóvenes creadores quieren incluir otro guante para la otra mano e incluir un sistema de reconocimiento facial para conseguir traducir, tanto el lenguaje de señas como en el que se hable a la consola.

Imagen de previsualización de YouTube