El diario británico entrevista al director manchego con motivo del estreno en Reino Unido de su último film : “Los amantes pasajeros”.  Pedro Almodovar habla del film “el más gay que he hecho nunca“, pero también de la preocupación que siente por la dificil situación que vive España. En la entrevista, que firma el corresponsal Giles Trmelett y que fue publicada en el suplemnte del fin de semana de The Observer, muestra su apoyo a los escraches aunque defiende que las protestas sean “lo más pacíficas posibles”. El director también ha aparecido en la BBC.

Pedro Almodovar
(Foto: Flickr/Eyeswideciakphots2)

The Guardian dice: “Pedro Almodóvar, el celebrado cineasta español, ha advertido de un estado de ánimo cada vez más violentos en su país golpeado por la recesión mientras apoya con su peso un movimiento popular, decidido a impedir que los bancos desahucien a las personas vulnerables que ya no pueden pagar sus hipotecas.”

El texto también señala: “`Creo que el país entero está preocupado por el un estallido de malestar social. Desde luego yo lo estoy´, dijo cuando el desempleo español llegó a un récord nacional del 27% la semana pasada. `Cada día que pasa, me da la impresión de que hay mayor provocación para hacerlo explotar. Eso no quiere decir que este incitando a nadie a la violencia. Es todo lo contrario. Me gustaría invitar a todos a reaccionar, pero en la forma más pacífica posible´, agregó.”

Almodóvar dijo respalda una polémica, aunque pacífica, campaña de protestas frente a las casas de los ministros que el gobierno del Partido Popular conservador del primer ministro Mariano Rajoy (PP) ha comparado con los nazis. `Las personas que están siendo expulsadas de sus hogares tienen hijos también´, dijo Almodóvar, cuyo amigo, el ex primer ministro socialista Felipe González, había pedido a los manifestantes que respeten las casas de compañeros políticos”.

[Leer el artículo completo en The Guardian/The Observer]

The Guardian es un diario británico fundado en 1821 y conocido hasta 1959 como The Manchester Guardian. Su editor es Alan Rusbridger y su línea editorial es de centro izquierda. Es propiedad del Guardian Media Group que también edita The Observer que controlaba hasta 2008 The Scott Trust, una fundación sin ánimo de lucro centrada en mantener la independencia del diario. Ahora pertenece al The Scott Trust Limited, una compañía que ya no es una fundación, pero mantiene los mismos preceptos. Fue el diario que destapó el escándalo de las escuchas telefónicas en Reino Unido que provocó el cierre del tabloide News of the world. En marzo de 2012 su circulacion fue de 217.190 ejemplares pero su website es la 2ª más popular entre los medios de Reino Unido, solo por detrás de la del Daily Mail.