Mientras el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda respalda la modificación de la llamada “Ley Beckham”, -haciendo honor al primer futbolista que se acogió a esa ley-, la Liga amenaza con la huelga. En internet la noticia ha generado algunos comentarios… La reforma servirá para “elevar la tributación de los deportistas de élite y directivos de multinacionales”.

Según el blogger Albert Medran “es una manera de enviar un mensaje a la población de que la subida de impuestos no va contra las clases medias, como pasa con la subida del IVA, y que el interés del Gobierno es actuar también en otros sectores de más calado”. “El mensaje que lanza el Gobierno va por ahí. Teniendo en cuenta la implicación social del mundo del futbol es algo que cualquier persona puede entender perfectamente y que puede ayudar a cambiar la percepción que se tiene de la política fiscal del Gobierno”.

Nacho Escolar dice en su blog que ahora “ya sabemos cuánto nos cuesta la Ley Beckham: 100 millones de euros, según la Liga, que amenaza con huelga si eliminan ese regalo fiscal”. Días atrás explicaba cómo justificaba el Gobierno este tipo de leyes: “se justificó en su día por el hecho de que había profesiones con una vida muy corta?, explicó Elena Salgado en El País. La vicepresidenta se equivoca: nunca fue ése el argumento. La bula galáctica viene de una reforma fiscal de Aznar (que no ha derogado Zapatero) para que los extranjeros que vengan a trabajar en España sólo tributen al 24%, ganen lo que ganen, sean futbolistas o plomeros”.

En el blog “Diseccionando a EL PAÍStambién hablan del tema.  “Según la reforma de esta ley de absurdo nombre, los futbolistas extranjeros que cobren más de 600.000 euros anuales en España pagarán en el tramo que siempre debió corresponderles, al 43%, pero sólo aquellos que firmen contratos desde el 1 de Enero de 2010. Esto quiere decir que quedan exentos todos los futbolistas extranjeros en activo, que seguirán tributando al 24% y todos los que vayan a cobrar en el futuro menos de 600.000 euros, aunque el tipo máximo de IRPF esté fijado sobre rentas de más de 60.000 euros anuales”.

Asimismo, se preguntan por el resultado de dos encuestas sobre el tema: “¿Alguien puede explicarme por qué en El Mundo sólo a un 17% le parece bien que los futbolistas se declaren en huelga y en A3 suman el 88% de los encuestados? Apostaría a que uno de los dos medios ha manipulado el resultado de la encuesta”.

Mientras tanto,  en Menéame bromean: “la pasta que se ahorran los del Athletic Club, como no tienen extranjeros”. Otro usuario advierte “Al final cobrarán lo mismo y la diferencia lo pagaran los equipos. Los megamillonarios jeques tendrán equipos inviables económicamente, pero tiraran de su dinero. El resto no podrán competir o se endeudaran para que al final el ayuntamiento o comunidad de turno les pague las deudas.  La solución más viable es el tope salarial y el sistema de drafts como en EEUU, que en temas deportivos, si que nos llevan años de ventaja”.