Se hizo un pequeño nombre hace dos años como “el cineasta” del intento de golpe de estado -fallido- en Guinea Ecuatorial en 2004. Entonces James Brabazon reveló en un artículo que su amigo Nick Du Toit, uno de los mercenarios implicados en aquella oscura operación para derrocar a Obiang, quiso contratarle para filmar y documentar el golpe. Ahora, según recoge Hernan Zin en su blog, ha publicado un libro “Mi amigo el mercenario” en el que repasa toda la historia desde que conoció a Du Toit en Liberia, donde se forjó su amistad, hasta que este es detenido por la intentona golpista y encarcelado en una de las peores prisiones del planeta, la de Black Beach.

Este video de Youtube resume en 2 minutos la historia en imágenes.

Imagen de previsualización de YouTube

Brabazon ha esperado a que Du Toit fuera liberado para publicar su libro. El ex mercenario recibió el perdon de Obiang el pasado 3 de noviembre de 2009. Cumplió cinco años y ocho meses de la sentencia de 34 años que recibió tras el juicio. Vive desde entonces entre Sudáfrica y Yemen. The Guardian logró sus primeras declaraciones tras ser puesto en libertad y en ellas Du Toit se mostró arrepentido de su participación en el intento de golpe. Dijo que sus días como mercenario habían acabado y que quería rehacer su vida y volcarse en su familia.

El intento de golpe de estado para derrocar a Teodoro Obiang en 2004 se ha convertido en uno de los más oscuros y publicitados de la historia moderna. Además de los mercenarios británicos que lo organizaron, estuvo involucrado Mark Thatcher, hijo de la ex primera ministra del Reino Unido y existen sospechas de que gobiernos como el de EEUU, el británico? y el de José María Aznar, respaldaban el golpe. El libro ??The Wonga Coup” hace una gran descripción de los pormenores.

James Brabazon intenta en “Mi amigo el mercenario” escribir un relato honesto de su vinculación con Nick Du Toit. Explica como se fue gestando su amistad en Liberia, donde el mercenario le hizo de guardaespaldas para un reportaje y le salvó la vida varias veces. Da los pormenores de lo que debía ser su papel como “documentalista” del golpe de estado en Guinea y como se “libró” de la carcel porque el fallecimiento de su abuelo le hizo posponer su llegada a Africa. Finalmente repasa el calvario que vivió el mercenario en la prisión de Black Beach.

El cinesta habla en esta entrevistado de Tracy McVeight en The Guardian de su libro, su relación con du Toit y del peligro del relativismo moral en la guerra. En otro video, se le puede ver leyendo pasajes de su texto.

El libro

Print Friendly, PDF & Email