En los últimos días varios artículos en medios internacionales coinciden en resaltar que en España se multiplican los llamamientos por un relevo al frente de la Casa Real, un tema que ya se ha instalado en el debate público. Señalan que los escándalos que afectan a la monarquía  y los problemas de salud del rey Juan Carlos hacen que cada vez más españoles vean con buenos ojos una abdicación en favor del Príncipe Felipe.

El Rey Juan Carlos y el Príncipe Felipe detrás

The Guardian resalta que el monarca pierde apoyo popular y ya se habla de abdicación. La crónica de Giles Tremlett señala: “Madrid hierve de comentarios descontentos con la monarquía. El malestar es proporcional al respeto reverencial, una vez acordada por casi todo el mundo, incluidos los periodistas que decidieron Juan Carlos era intocable después de que parara un golpe de Estado en 1981. Ahora  que el monarca de 75 años de edad, se encuentra en una cama de hospital, recuperándose de su cuarta operación en 10 meses, se habla tanto de abdicación como de controlar el uso que hace del dinero de los contribuyentes.

El rey no está tan débil de mente o cuerpo como el Papa Benedicto XVI, pero en Madrid también hay una sensación de que esta vieja institución necesita una sacudida, posiblemente con una nueva cara. El hijo de Juan Carlos y su heredero, el príncipe Felipe, ha aparecido para representar temporalmente a su padre. Con el rey, que tiene problemas de disco, fuera de acción durante puede que hasta seis meses, algunos piensan que el cambio debería ser permanente. Pere Navarro, jefe del partido socialista catalán, dijo: `Necesitamos un nuevo jefe de Estado´.”

Der Tagesspiegel se pregunta ¿Sucederá en breve al Rey su hijo Felipe en el trono?. La crónica de su corresponsal Ralph Schulze explica: “La monarquía española sufre con el Rey Juan Carlos ?? y debido a él. Enfermedades y escándalos debilitan al Rey. Tras visitar a su padre en el hospital, Felipe dejó entrever que para el paciente Real la rehabilitación posiblemente no será tan fácil. ¿Sospecha Felipe, al que se considera precavido, que la acrobacia verbal oficial ya no podrá ocultar la nefasta situación del Rey durante mucho más tiempo, y que en breve su padre quizás deje de ser tolerable como jefe de Estado? Después de que sus aventuras, sus escándalos de caza y sus turbias finanzas hayan acabado en el punto de mira, el Rey ha perdido reconocimiento entre su pueblo.

Desde el año pasado, Juan Carlos ya no lleva la voz cantante como representante del Estado, sino su hijo Felipe. El sucesor al trono asume entretanto, a modo de virrey, la mayoría de las citas representativas y visitas de Estado. Hasta ahora Felipe no se ha visto implicado en escándalos y es, junto a su madre, la Reina Sofía (74), el representante más popular de la Casa Real. Según encuestas de medios españoles, cada vez son más los españoles que anhelan aire fresco en Palacio o que podrían imaginarse incluso un cabeza de Estado elegido democráticamente.”

Le Monde destaca las dificultades de la monarquía. Su artículo dice: ” ¿Resistirá la monarquía al perfume de escándalo que la rodea? Salpicada por el caso de corrupción que afecta al yerno del Rey, Iñaki Urdangarín, sacudida por las preocupaciones sobre la salud de Juan Carlos I, que debe someterse, el 3 de marzo, a su cuarta intervención en un año, criticada por diversos partidos políticos, la Casa Real está debilitada.

La diputada socialista Carme Chacón, desafortunada candidata a la sucesión de José Luis Rodríguez Zapatero al frente el PSOE, no se mordió la lengua al declarar que la monarquía: `O se vuelve transparente, o deja de existir´. Una alusión llena de amenazas conforme al deseo del PSOE de que la institución real se incluya en el dispositivo de la ley de transparencia, actualmente en discusión en el Parlamento.”

Al Ittihad Al Ichtiraki resalta que se multiplican los llamamientos para que abdique el rey. Aseguran: “La nueva operación ha hecho que todas las miradas se centren en la salud del monarca español y que se multipliquen los llamamientos para que abdique a favor de su hijo el príncipe Felipe de Borbón, al considerar que por motivos de salud ya no puede ejercer sus funciones?

Algunas fuerzas políticas minoritarias aprovechan para pedir un cambio a un régimen republicano, pero la mayoría parece defender la idea de que el rey ceda el poder al Príncipe Felipe, pues consideran que la monarquía es un aval de estabilidad y de la conservación de la unidad de España. Varios observadores ven que la imagen de la Casa Real española se ha visto últimamente dañada por varios escándalos, por lo que se necesita un cambio pacífico que tranquilice a la opinión pública.”

Rzeczpospolita habla del impopular Rey Juan Carlos. Explican: “Ha sido su séptima intervención quirúrgica en los últimos tres años. Este hecho tiene sus consecuencias. El Rey sigue reinando, pero ya no es capaz de ejercer sus deberes oficiales de representación. Los ha asumido el Príncipe Felipe de 45 años. Antes de la reciente operación del Rey Juan Carlos, la Casa Real una vez más tuvo que desmentir los rumores sobre su abdicación.

En España pocos lo creen y pocos compadecen al monarca que no sabía compadecer a su pueblo en tiempos de la dolorosa crisis económica. No son capaces de olvidarle su viaje para azar elefantes en Botsuana a coste de los contribuyentes que apenas tienen dinero para sobrevivir hasta el fin del mes.”

Polskie Radio se pregunta ¿ha llegado el momento de sustituir al monarca? El texto señala: “El Rey de España Juan Carlos ha sido operado de la columna vertebral. Por primera vez desde su ascensión al trono en España ha comenzado el debate sobre si no ha llegado el momento para que le sustituya el Príncipe Felipe. Incluso los republicanos españoles admiten que sin la ayuda de Juan Carlos la transición democrática del país habría durado más tiempo. No obstante, desde que el Rey participó en una caza de elefantes en Botsuana el año pasado, su popularidad está cayendo. Además su salud está empeorando. Por lo tanto, por primera vez se habla abiertamente de la necesidad del cambio de monarca.”

Akhbar Maroc sostiene España pronto conocerá un cambio en la cúspide de su pirámide política. Apuntan: “Los medios políticos e informáticos consideran que hay muchas posibilidades de que el Rey Juan Carlos anuncie su abdicación al trono por motivos de salud. Un cambio que concierne sobremanera a Marruecos, en caso de que se produzca, porque la institución monárquica española es desde el punto de vista político, la más cercana a la casa real alauita en Marruecos. Los observadores vaticinan una mejora de las relaciones entre los dos reinos en caso de que abdique el padrino de la transición democrática en España, el Rey Juan Carlos, a favor de su hijo el Príncipe Felipe, de la misma generación del Rey Mohammed VI, lo que posiblemente favorezca una mayor aproximación entre los dos reinos.”

La Repubblica señala que es el periodo más difícil para la monarquía desde 1931. Dicen: “Pobre rey Juan Carlos. No han sido suficientes los políticos y anchorman que le sugieren dejar el paso a su hijo Felipe; ni los que le recriminan haber tratado de ocultar el escándalo de su yerno Urdangarín; ni las polémicas por los gastos de la escolta oficial de la ya no secreta amante, Corinna Sayn Wittgenstein; ni siquiera los sondeos que, desde hace meses, le estropean las jornadas. Los recortes en la administración pública española han llegado también a las residencias de la Casa Real y los empleados protestan.

Por primera vez desde que él es rey y en España ha vuelto la democracia (1977) los 500 `trabajadores de la Corona´, que dependen del Patrimonio Nacional, han convocado una huelga general. La Corona española, más que un annus horribilis, está atravesando el periodo más difícil desde que la familia Borbón recuperó el trono que había perdido Alfonso XIII en 1931, tras las elecciones que dieron la victoria a los republicanos.”

Akhbar el Yom ve a un rey en la fase de jaque mate. El diario egipcio en un artículo de Magdi Kamel dice: “El monarca español, SSMM don Juan Carlos, parece que se encuentra hoy en día en la fase de `jaque mate´, porque no encuentra salidas después de que se le ha bloqueado la tabla del ajedrez político por todos lados y los opositores de la monarquía le están cercando. La pregunta ahora es: ¿Cuál es la manera menos costosa de la salida del rey que ha permanecido en el trono de España por más de tres décadas que se culminaron con dos escándalos uno financiero y el otro moral?”

Print Friendly, PDF & Email