Hace año y medio fueron usados para la campaña de publicidad de un coche, pero su historia ya circulaba por Internet desde hace más de cuatro años. En 1992, un buque perdió en el Pacífico 29.000 patitos de goma y otro juguetes de baño. Un día empezaron a aparecer en playas a cientos de kilómetros de donde se hundieron. Un oceanógrafo Curtis Ebbesmeyer se ha dedicado a estudiar las corrientes marinas para seguir la pista de los patos y parece que este verano, van a llegar a las costas españolas, empezando por Galicia.

Quince años después de iniciar su viaje, tras romperse en dos la “manada” de juguetes supervivientes y superar tormentas e inclemencias de todo tipo, el 14 de julio pasado se cree que el primer pato del naufragio llegó a Inglaterra. Según las simulaciones y estudios realizados, desde allí unos cuantos más van a llegar a la Costa de la Morte, en Galicia y puede que sigan luego por el litoral cantábrico.

En la red, los patos son toda una celebridad. Existe una página en la que se reciben todas las alertas de juguetes encontrados en las playas -junto con mensajes en botellas, zapatos y otras cosas curiosas que arrastran las mareas-. Y en Ebay hay ofertas astronómicas por hacerse con uno de estos animales de goma, segun aseguran medios como The Sun.

Print Friendly, PDF & Email