El brit√°nico Financial Times publica un texto en su secci√≥n Lex Column titulado ¬°Rajoy, escucha! El FT argumenta que “la indecisi√≥n de Rajoy acent√ļa la falta de credibilidad forjada por su antecesor”…

Mariano Rajoy en rueda de prensa
(Foto: Flickr/Partido Popular)

Mariano Rajoy es como el hombre que llama para pedir una pizza pero pregunta si podr√≠a ser sin salsa de tomate. Espa√Īa se dirige lentamente hacia la obtenci√≥n de un paquete de financiaci√≥n para su sistema bancario- unos 40.000 millones de euros para recapitalizar Bankia y otros bancos en apuros. Pero antes de tener el dinero tiene que pedirlo ‚??y aceptar las condiciones correspondientes. La negativa del presidente a hacerlo est√° perjudicando a Espa√Īa. Una dosis de reforma estructural impuesta desde el exterior es justo lo que necesita para salir con √©xito de la crisis de la eurozona.

Por cada multinacional espa√Īola, hay miles de empresas locales presionadas por el impacto de la crisis bancaria. Los datos publicados ayer muestran que el √≠ndice de producci√≥n industrial de abril fue m√°s de un 8 por ciento inferior al de hace un a√Īo. Incluso las multinacionales no son inmunes a las distorsionadas pol√≠ticas de Madrid, que proliferaron durante el boom. Los dirigentes espa√Īoles han calculado mal, sistem√°ticamente, la magnitud de la crisis de la eurozona y sus efectos.

Pueden tener raz√≥n en que 40.000 millones de euros ser√° todo lo que necesitar√°n para recapitalizar los bancos d√©biles. Pero la indecisi√≥n de Rajoy acent√ļa la falta de credibilidad forjada por su antecesor, lo que se traduce en la minada fe de los inversores en las pol√≠ticas oficiales. Madrid tiene que aceptar que un rescate es un rescate y que la salsa de tomate viene de serie.