El británico Financial Times publica un texto en su sección Lex Column titulado ¡Rajoy, escucha! El FT argumenta que “la indecisión de Rajoy acentúa la falta de credibilidad forjada por su antecesor”…

Mariano Rajoy en rueda de prensa
(Foto: Flickr/Partido Popular)

Mariano Rajoy es como el hombre que llama para pedir una pizza pero pregunta si podría ser sin salsa de tomate. España se dirige lentamente hacia la obtención de un paquete de financiación para su sistema bancario- unos 40.000 millones de euros para recapitalizar Bankia y otros bancos en apuros. Pero antes de tener el dinero tiene que pedirlo ??y aceptar las condiciones correspondientes. La negativa del presidente a hacerlo está perjudicando a España. Una dosis de reforma estructural impuesta desde el exterior es justo lo que necesita para salir con éxito de la crisis de la eurozona.

Por cada multinacional española, hay miles de empresas locales presionadas por el impacto de la crisis bancaria. Los datos publicados ayer muestran que el índice de producción industrial de abril fue más de un 8 por ciento inferior al de hace un año. Incluso las multinacionales no son inmunes a las distorsionadas políticas de Madrid, que proliferaron durante el boom. Los dirigentes españoles han calculado mal, sistemáticamente, la magnitud de la crisis de la eurozona y sus efectos.

Pueden tener razón en que 40.000 millones de euros será todo lo que necesitarán para recapitalizar los bancos débiles. Pero la indecisión de Rajoy acentúa la falta de credibilidad forjada por su antecesor, lo que se traduce en la minada fe de los inversores en las políticas oficiales. Madrid tiene que aceptar que un rescate es un rescate y que la salsa de tomate viene de serie.

Print Friendly, PDF & Email