Que ironías tiene la hemeroteca. Resulta que el 20-N de 2002 a las portadas de los diarios llegó la foto del Prestige partiéndose en dos. Durante días el gobierno de Aznar permaneció agazapado, recibiendo multiples acusaciones de inoperancia. Finalmente un Ministro llamado Mariano Rajoy tomó las riendas.

 

 

Para los archivos quedó aquella frase con la que el entonces Ministro trató de minimizar los efectos de la catástrofe días después. Se publicó el 6 de diciembre de 2002:

“son unos pequeños hilillos que se han visto, cuatro regueros que se han solidificado con aspecto de plastelina en estiramiento vertical”.

En enero se supo que la limpieza de la costa gallega costaría cerca de mil millones de euros. El tema duró en las portadas con mayor o menor intensidad hasta el 21 de enero.

 

Print Friendly, PDF & Email
2 Replica a este post