Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “Como ven, hay partido, por supuesto que lo hay. Y cuatro meses son al mismo tiempo nada y muchísimo. El resultado de las elecciones es, por tanto, incierto. Pero está muy claro de qué va a depender. Para ganar, el PP necesita centrarse. Para ganar, el PSOE necesita movilizar. El principal enemigo del PP está en su propio seno. Son aquéllos que prefieren sobreexcitar a los ya convencidos que seducir a los indecisos. El principal enemigo del PSOE es la abstención de la mayoría izquierdista de este país.

Imagen de previsualización de YouTube

Ambos lo tienen difícil. El PP, porque su ala más extrema -la que lleva la derrota en la frente- ha controlado el partido durante toda la legislatura. Rajoy, si ha querido, no ha podido imponerse. Si ha podido, no ha querido hacerlo. Ha sido un líder a remolque. El PSOE lo tiene difícil porque lo que ha hecho bien no le ha lucido como debiera. Y los errores se han visto demasiado.

Algún día deberá estudiar por qué ha ocurrido esto. Que la política social más audaz que hayamos conocido no asegure el apoyo en masa de los sectores progresistas, indica que algo no ha funcionado adecuadamente. El PP, para conquistar clientes del centro, necesita hacer olvidar todo lo que ha dicho y hecho en este cuatrienio. El PSOE, para movilizar, necesita que se recuerden sus aportaciones. Es, de nuevo, la batalla de la memoria. La pelea entre los que temen al retrovisor y los que esperan que el retrovisor les haga justicia.”

Print Friendly, PDF & Email