Es un país de 1.280 millones de habitantes, con un mercado que empieza a abrirse al mundo y que se prevé que invierta 1 billón de dólares en los proximos años en infraestructuras. Por eso, Don Juan Carlos encabeza la primera visita de Estado a India en 30 años. Le acompañan tres ministros y 12 empresarios  para intentar abrir posibilidades de negocio para las empresa españolas en este país que, según sus propias autoridades, está ??sediento de infraestructuras?.

Tras visitar Brasil, Chile y Rusia, el Rey Juan Carlos prosigue su campaña en favor de la diplomacia económica con este viaje oficial de cuatro días. Junto a él han viajado los ministros de Exteriores, Defensa e Industria y 12 empresarios representantes de compañías como Sacyr, Navantia, OHL, Abengoa, Acciona, Indra, Talgo, Caf, Roca?

El embajador español en India, Gustavo de Arístegui, asegura que habrá ??un antes y un después? de este viaje. Ahora hay apenas 150 empresas españolas instaladas en un mercado de 1.280 millones de habitantes y cuya economía creció el año pasado un 7,4% y un 8,5% el anterior. Se prevé en concreto grandes oportunidades para las empresas españolas en infraestructuras y obras púbicas ya que India calcula que necesita invertir 1 billón de dólares en este terreno solo en los próximos cinco años.

“El potencial es estupendo, porque tenemos grandes necesidades de infraestructuras y hay muchas oportunidades de colaboración, por ejemplo en energía, carreteras o ferrocarriles”, aseguró el portavoz indio de Exteriores, Syed Akbarudín, a EFE. “Estamos sedientos de desarrollo en infraestructuras y España es un líder en ese sector, como también en el de las energías renovables”, añadió.

Aunque los empresarios encontrarán dificultades. Primero una competencia feroz  ya que el resto de países de la UE también ha puesto sus ojos en India y el resto de integrantes del grupo BRIC (Brasil, Rusia, India y China) para estimular sus respectivas economías. Y segundo porque sigue existiendo un fuerte rechazo entre los indios ante la apertura económica. La reciente reforma para permitir la inversión extranjera en el comercio y las aerolíneas provocó el pasado 20 de septiembre una huelga general que apoyaron más de 50 millones de comerciantes y la ruptura entre el primer ministro, Manmohan Signgh, y su principal aliada, Mamata Banerjee.

Una calle de Bombay
(Foto: Flickr/Christophemacsurak)

Print Friendly, PDF & Email