Julien Toyer destaca que la consolidación de Podemos como fuerza política en España que reflejan los sondeos cambia el tablero electoral y político y está provocando un enorme interés en el extranjero. El corresponsal jefe de Reuters en España señala en radiocable.com que, más que miedo, hay desconocimiento entre analistas e inversores por el fenómeno y por la oferta política de la formación que aún no ha detallado cómo llevaría a cabo las reformas que propone. También recuerda que el programa de Podemos para las europeas fue “de máximos” pero ahora lo están “afinando y esto va a conllevar cierta suavización”.

Julien Toyer apunta sobre los sondeos que colocan líder a Podemos: “habrá que ver como se confirma con el tiempo. Falta un poco la perspectiva histórica, porque es un partido que solo tiene 10 meses y habrá que ver cómo se comporta. Pero sí que esto transmite de manera clara que hay un enfado de la sociedad española y que por primera vez está cuajando una oferta política que cataliza este enfado y que cambia bastante el tablero electoral y político español.”

En cuanto a si la confirmación de Podemos como alternativa está generando miedo en el exterior, el corresponsal asegura: “A nivel personal, no me puedo pronunciar, pero creo que aún les falta detallar un poco su oferta política en especial en el ámbito económico. Tal vez esto es lo que da un poco de miedo entre comillas: no saber en detalle como llevarían a cabo las reformas que ellos han dicho que les gustaría hacer. Cuando se sepa esto la gente tendrá más miedo o menos.”

Y añade: “Yo lo que veo, más que miedo, es muchísimo interés por parte de analistas e inversores extranjeros por saber qué es Podemos, qué proponen, qué quieren hacer, cómo lo harían, quien es su gente… hay mucha falta de información. Y si hay temores es por eso, por no conocer más sobre el fenómeno.”

Julien Toyer también señala: “El programa de Podemos para las Europeas era de máximos. Ahora están afinando el mensaje y viendo como las reformas, por ejemplo la de la jubilación, no se llevan a cabo de un día para otro. A medida que van trabajando y se sientan con economistas van afinando sus propuestas y esto conlleva obviamente cierta suavización, porque incluso un programa de nacionalización, si se quiere llevar a cabo, no se hace en un día.”

Y resume: “Creo que si hay miedo es por desconocimiento. Los inversores ven el fenómeno, que puede llegar a gobernar y quieren saber qué está pasando. Aunque también es verdad que con el programa de máximos inicial que planteaba auditar la deuda por ejemplo y a lo mejor renegociar, a algunos inversores que prestaron dinero a España no les ha gustado y les da miedo. Y lo mismo lo de volver a la jubilación a los 60, hay inversores extranjeros preocupados por que esto puede disparar el déficit, hacer subir la deuda y afectar a sus inversiones.”

 

Print Friendly, PDF & Email