BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

¿Se puede exigir al Presidente Correa,
la misma precisión que el exige?

La entrevista con el presidente Rafael Correa de Ecuador ha tenido una notable repercusión en el exterior (1,2,3,4,5,6,7,8).

“Si algo he aprendido en este oficio, es responderle a la gente, no a los medios de comunicación -dijo al ser criticada su política con los medios-. Ustedes se creen propietarios de la opinión pública. No. Ustedes son propietarios… de la opinión publicada. La opinión pública es la de nuestros pueblos y a ellos hay que contestarles” -dijo al presidente (entrevista completa).

La reflexión de Correa podría ser aceptable de no ser porque, tal y como expresé ayer en el debate posterior, los medios de comunicación también forman parte del ecosistema de la democracia. No existe democracia sana sin ellos, pues ejercen una labor paralela de fiscalización del poder que permite a los ciudadanos conocer todos los perfiles de la actuación de sus gobernantes. Eso, incluso aunque ciertos medios -como sucede en Ecuador y en otros paises latinoamericanos- actúen más como instrumentos políticos que otra cosa.Y siempre y cuando, por supuesto, no invadan el territorio de la injuria o la calumnia, como él mismo apuntó.

Pero no. El presidente no estuvo acertado en el tono general. Tampoco en su trato a la periodista -a la que calificó como “Anita” en repetidas  ocasiones, hasta que la propia presentadora le corrigió-. Es posible que ese sea el trato con el que Correa se dirige de forma cariñosa a sus conocidos, pero hay unas normas básicas de respeto a la mujer, y a los profesionales, que no puede obviar por cercano que desee parecer. Jamás le habría dado ese trato a un hombre; Dudo, por ejemplo, que al Presidente Rajoy lo llamase Marianito esa mañana.

Otro de los momentos más inquietantes de la entrevista se produjo cuando Ana Pastor preguntó al presidente por las críticas recibidas desde diversas Ongs. Correa preguntó : “¿Usted sabe como se financia a Human Rights Wath?, ¿lo financian hermanitas de la caridad, el cártel de Sinaloa?

Imagen de previsualización de YouTube

Una insinuación retórica muy peligrosa.

Según el portal de información del gobierno “El Ciudadano”, la respuesta fue mal interpretada:

“El Presidente de la República, Rafael Correa, jamás dijo que Human Rights Watch recibe financiamiento del cártel de Sinaloa. (…) Lo que hizo el Primer Mandatario fue preguntar (…)

A través de cuenta twitter @FAlvaradoE, el secretario Nacional de Comunicación, Fernando Alvarado, aclaró que el Presidente Correa nunca afirmó que Human Rights Watch sea financiado por el cártel de Sinaloa
Además solicitó que en el video que replica la entrevista se retire la sobreimposición en que se cita algo que el Presidente nunca afirmó.(…)

En la entrevista, el Jefe de Estado ratificó su respeto a organizaciones como Amnistía Internacional, que también ha realizado ciertos cuestionamientos al Gobierno ecuatoriano, pero aseguró que hay otros que evidencian un espíritu de cuerpo que lo único que pretende es ??mantener el poder intocado de la prensa”

Cabe la posibilidad de que el presidente Correa estuviera lanzando al aire, en efecto, una pregunta ingenua e inocente, y no retórica. Sin embargo, como el presidente no tiene reparos en exigir precisión quirúrgica a los medios de comunicación, cabría exigirle a él mayor precisión en sus palabras, puesto que se trata de un mandatario internacional. No vaya a ser que termine pareciendo que estaba insinuando algo sobre la financiación de HRW en un foro que no era precisamente pequeño y solamente porque ha recibido críticas a su gestión.

Fernando Berlín
@radiocable

Print Friendly, PDF & Email