La Ley de Memoria Histórica no ha hecho desaparecer los fantasmas del Franquismo y la Guerra Civil del debate político en España y la crisis catalana incuso los ha hecho resurgir. Y quizá el mayor problema sea que no se ha resuelto la cuestión de las fosas comunes, “la mayor herida abierta”. Es lo que sostiene un reportaje del diario galo que firma su corresponsal Valerie Demon. Cita a varios jueces y abogados que señalan que hasta que España no afronte este drama, que afectó a unas 110.000 personas según las estimaciones, la memoria histórica seguirá en el debate público.

La Croix explica que en España, la ley de 2007 que rehabilitaba simbólicamente a las víctimas, no ha sido suficiente para apaciguar la memoria y los fantasmas del dictadura y la guerra siguen presentes en el debate político. Pero enfatiza que además la crisis catalana los ha hecho resurgir, especialmente porque los independentistas han utilizado el argumento de que el gobierno central actuaba como un estado franquista para movilizar a sus bases. Pero resalta que el argumento ha calado también porque pese a llevar muerto, Franco, 40 años, el pasado sigue muy presente y en este sentido menciona por ejemplo que ha habido condenas recientes de prisión por hacer chistes en twitter sobre un ex dirigente franquista.

El artículo apunta que la Ley de Memoria Histórica que aprobó el gobierno de Zapatero intentó que encontrara reconocimiento todas las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura. Pero recuerda que no permitía la apertura de las fosas comunes y enfatiza que esta es la “mayor herida abierta”. Da el dato de que se estima en 110.000 las personas enterradas. Y cita a Joaquim Bosch, de Jueces para la Democracia que afirma:”hasta que no se resuelva este tema, la memoria histórica no saldrá del debate público”, aunque advierte de que sigue existiendo un “franqusimo sociológico” en la derecha que justifica esa época. Pero concluye citando al abogado Eduardo Ranz, que cree que las nuevas generaciones parecen más conscientes y preparadas para afrontar la cuestión.

La Croix es un diario francés creado en 1880 por una congregación de asuncionistas que sigue controlandolo. Es de orientación católica pero no formalmente religioso. Trata temas de información general, política, sociedad, economía, cultura con un enfoque humano. Este enfoque humano hace que su línea editorial no se defina segun los criterios clásicos. Oficialmente próximo al concilio Vaticano II, favorable a la apertura de la Iglesia al mundo moderno, La Croix está considerado como un diario “católico de izquierdas”. Pertenece a Bayard Presse, el 5º grupo de medios francés con fuerte presencia también en publicaciones para niños y adolescentes. Su difusión supera los 102.000 ejemplares.

Valerie Demon es corresponsal en España del diario franceés La Croix desde el año 2000 y de la Radiotelevisión suiza, RTS, desde 1998, además de colaborar con otros medios especializados. Fue presidenta del Círculo de Corresponsales Extranjeros en España desde 2008 hasta 2012. En sus crónicas ha abordado asuntos políticos como la “excepción europea” que supone España en cuanto a la extrema derecha, el hecho de que los ayuntamientos son quienes tienen las finanzas más saneadas o la “tormenta perfecta” sobre el juez Garzón, juntos con temas sociales como los resultados en la lucha contra la violencia de género, el auge de los emprendedores o la fuga de cerebros en ciencia.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email